top of page

aromaterapia

AROMATERAPIA hace uso de los aceites esenciales de un gran número de plantas aromáticas, arbustos y árboles extraídos en métodos muy específicos de baja temperatura. Afecta tanto el estado físico como el mental de un individuo.

 

Las propiedades antisépticas de ciertos aceites, como el tomillo, fueron muy apreciadas por los antiguos romanos y griegos como agente fumigante, mientras que los aborígenes australianos usaban el eucalipto y últimamente el aceite de tee. La mirra y Frankincense fueron dos de los regalos que recibió el niño Jesús en su nacimiento. La albahaca es otro ejemplo de una planta que ha sido utilizada por muchas culturas diferentes durante miles de años y se considera sagrada en la India para el dios Krishna.

La AROMATERAPIA es una antigua forma de terapia derivada de la medicina herbal. Se sabe que los griegos, romanos, chinos, egipcios, árabes, persas y los aborígenes de Australia, India y África utilizaron aceites vegetales como perfumes, medicinas e incienso. Cleopatra, entre otras figuras históricas, usó aceites para calmar, curar o crear una atmósfera romántica o relajante.

 

El químico francés René Gattefosse acuñó el término AROMATERAPIA cuando descubrió por accidente que el aceite de lavanda tenía un efecto beneficioso sobre la piel quemada. Durante la Segunda Guerra Mundial, otro francés, Jean Valnet, descubrió que los aceites esenciales eran invaluables en el tratamiento de heridas y el estado psicológico del individuo.

 

La AROMATERAPIA se utiliza, entre otras cosas, para el cuidado de la piel, la circulación, los músculos y las articulaciones, el sistema respiratorio, el sistema digestivo, los sistemas genitourinario y endocrino, el sistema inmunitario y el nervioso.

bottom of page